En todo grupo existen uno o más líderes que son aquellos que son capaces de asumir responsabilidades propias y del equipo. A diferencia del jefe tradicional lo hacen no desde al imponer, sino desde su capacidad de influencia en los otros miembros.

Liderazgo trascendente

Ya se han definido los diferentes tipos de liderazgo y en este caso se trata de profundizar en el liderazgo trascendente Este consiste en dos partes simultáneas:

A nivel de la organización

Por un lado la de ser capaz de aterrizar el propósito superior de la empresa a través de la misión, teniendo en cuenta sus valores y acercándose a la visión en un periodo de tiempo determinado.

A nivel de los que participan en ella

Pero además de eso es capaz de aunarlo con la creación de circunstancias y posibilidades para que todas las personas que componen la empresa puedan estar en condiciones de alcanzar su propio propósito superior.

El Liderazgo trascendente refleja el desarrollo propio

Y es capaz de alcanzar ambas metas, porque aquellos cambios que está promoviendo en el exterior son un reflejo de aquellos que él mismo ha generado en su interior. De esa manera hace suyo el famoso aforismo de Gandhi de ser uno mismo el cambio que necesita el mundo.

Beneficios

Para el mundo

Se debe tener en cuenta, que ese desarrollo del líder se basa en la puesta en el mundo de su propósito superior, y este siempre resulta de un principio de acción. Por lo tanto se traduce en acciones concretas que benefician las condiciones sociales y medioambientales del mundo.

Para la empresa y sus trabajadores

Un líder trascendente que permite la consecución del propósito superior de los que participan en su organización disminuye la conflictividad en la propia organización.

Además el hecho de favorecer el desarrollo de todos y cada uno de los que están siendo parte del equipo aumenta su rendimiento exponencialmente. Las personas son capaces de de dar mucho más de sí, dado que está siendo fieles a su esencia y que están desarrollando aquello para lo que estaban dotadas de talento.

Esta compensación de poder cumplir su vocación más existencial se convierte en uno de los reconocimientos más importantes que una persona puede recibir. Y rebasa con creces cualquier tipo salario monetario o emocional que un trabajador pueda percibir. Con ello estas personas aumentan su fidelidad a la organización que es capaz de mirarlas como personas, más allá de como trabajadores. De esta forma estas personas con claridad en su propósito, que suele coincidir con las de mayor capacidades a nivel de organización pueden quedarse en la empresa con la consiguiente retención de talento.

Para uno mismo

Esta manera de ejercer el liderazgo, genera muchos menos conflictos internos, algo que se alcanza por trabajar desde la seguridad interna de llevar a cabo aquello en lo que se cree y que forma parte inherente de uno mismo. Esto convierte al líder trascendente en una persona con una enorme automotivación contagiosa y con un sentido en la vida que impide parcelar su vida entre aquello en lo que trabaja y aquello a lo que aspira profundamente.

La vida te puede colocar en el puesto de jefe, el equipo puede reconocerte como un líder, pero líder trascendente se convierte uno a base de capitanearse a uno mismo.

Categories:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *